SIP-AN ORGANIZÓ SU REUNIÓN NACIONAL DEL PROYECTO EUROPEO CAPACITADOS Y EFECTIVOS

//SIP-AN ORGANIZÓ SU REUNIÓN NACIONAL DEL PROYECTO EUROPEO CAPACITADOS Y EFECTIVOS

El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía se reunió el pasado 29 de octubre de 2020 al objeto de debatir sobre la escasa presencia de los jóvenes en los órganos de representación de los trabajadores, proyecto denominado capacitados y efectivos e impulsado con fondos de Unión Europea.

La reunión, realizada a través de la Plataforma “Zoom”, con presencia de los miembros del Comité Ejecutivo Autonómico y dirigida por José Javier Puerta Rosa, se presentaron los resultados del análisis de la encuesta realizada, donde se determinó:

  • La existencia de dos perfiles generales de jóvenes, los faltos de preparación y experiencia y los sobrecualificados también sin experiencia laboral, debido a la poca practicidad de su educación.
  • El declive, pero aún muy atractivo, sector público, frente al potenciamiento paulatino del sector privado.
  • A los Sindicatos como estructuras idóneas para iniciar a los jóvenes en la representatividad de los trabajadores, aunque determinando que estas organizaciones se encuentran faltas de órganos internos destinados a la juventud.
  • EL paro juvenil como un lastre para todos los estados de la Unión Europea que pese a las iniciativas de la Unión Europea como el Fondo de Garantía Juvenil.

Los trabajadores jóvenes que ingresan o accedieron recientemente al mercado laboral necesitan, como lo revela / confirma la investigación de este proyecto, estructuras y herramientas de participación que funcionen bien, así como una fuerte preparación para hacer el mejor uso de ellas. Solo convirtiendo a los jóvenes empleados de sujetos pasivos en promotores activos de soluciones sostenibles es posible alcanzar el verdadero objetivo del concepto de participación

Posteriormente se presentaron los problemas y soluciones encontrados durante reuniones previas, sobre cómo motivar e involucrar a los empleados jóvenes para que sean más activos en las diferentes formas de participación de los trabajadores. En este sentido, se puede resumir lo siguiente:

  • La integración laboral de los empleados jóvenes es la principal actuación a llevar a cabo.
  • La mayoría de los sindicatos locales y laborales carecen de estructuras de participación juvenil, siendo importante para el reclutamiento la creación / desarrollo de comités de jóvenes.
  • Las jóvenes generaciones de trabajadores se encuentran actualmente centradas en el desarrollo profesional, en incrementar la seguridad y estabilidad de su empleo, así como sus ingresos, permitiendo poco compromiso de participación.
  • los empleadores se encuentran más centrados en el fomento del desempeño laboral.
  • El escaso interés de los trabajadores jóvenes por la participación en los órganos de representación de los trabajadores y en los procesos de toma de decisiones se genera por una combinación de factores (educativos, motivacionales, económicos o estructurales).

En el periodo de debate se analizó lo expuesto, planificando la estrategia para mejorar la participación de los empleados jóvenes y motivarlos a actuar de donde se destacaron las siguientes propuestas:

  1. Fomento de la formación entre los entes públicos, empresa y sindicatos de los conocimientos necesarios para la incorporación de los jóvenes a los órganos de representación.

En muchas ocasiones la formación que los trabajadores poseen no es la adecuada para ejercer esta representación, solo las personas con una preparación previa se incorporan a las tareas de representación. Otras personas se incorporan a las labores sindicales sin preparación, pero en este caso, solo las especialmente motivadas, deciden autoformarse para esta labor.

En definitiva, la falta de formación específica para ser representante de trabajadores, es un freno a la incorporación de jóvenes a las tareas de representación, especialmente en profesiones donde el trabajo profesional, no está relacionado en lo más mínimo con la formación necesaria para ejercer de representante laboral.

La organización de cursos de derecho laboral, de gestión de organizaciones… y otras materias adecuadas a la dirección de organizaciones sindicales, serán un incentivo a la participación de los trabajadores en estos órganos.

  1. Incentivos económicos a los dirigentes sindicales que promuevan la incorporación de los trabajadores jóvenes a los sindicatos y los órganos de representación de trabajadores.

La implicación en tareas de representación, conlleva una pérdida de cualidades profesionales y significa apartar la carrera profesional para una dedicación en ocasiones exclusiva. Esta perdida de cualificación y la dedicación que requieren las tareas de representación genera pérdidas económicas no visibles y un paréntesis a veces definitivo en la carrera profesional.

Solo los llamados sindicatos amarillos, organizaciones dirigidas de una u otra manera desde la dirección de la empresa, son capaces de asegurar una progresión laboral a la par que se realizan labores de representación.

La creación de cualquier incentivo, entre ellos el económico, supondría como no, un aporte de efectivos a estas tareas.

Recordemos que las organizaciones sindicales son organizaciones sin ánimo de lucro, y aún las pérdidas económicas directas están protegidas por la norma, estancarse económicamente mientras se realizan tareas de dirección, representación, organización, responsabilidad etc, por parte de un trabajador cuyo puesto es remunerado económicamente de manera muy inferior, frena las iniciativas de representatividad.

  1. Apoyo a otras formas de participación. (politización de los sindicatos)

Entendiendo que los sindicatos son por definición la forma de participación directa en la representación de los trabajadores, se detecta que existe un rechazo a estos, paralelo al rechazo existente a la política. Y es que la politización de los sindicatos es algo que frena la implicación de los jóvenes, los cuales cada vez sienten mayor desapego a la política.

El miedo a ser marcados social y laboralmente como de una u otra ideología, en función a encontrarse en una u otra organización sindical, provoca un rechazo directo a la participación.

El empuje que la normativa española otorga a los grandes sindicatos en materia de representatividad, es otra de las trabas que los trabajadores, especialmente los jóvenes, se encuentran para la implicación en labores de representación. O eres sindicalista de los grandes sindicatos, por otra parte, conocidamente politizados, o las funciones de representación se hacen prácticamente imposible, también en la política económica mediante subvenciones.

Un cambio en el modelo, con mayor apoyo a la diversificación sindical, apostando por confederaciones sindicales o plataformas por encima de el apoyo a la existencia de grandes sindicatos, incluso a las listas de electores sin sindicación, sería una forma de incentivar la participación de los trabajadores cada vez más hastiados de la política.

  1. Incentivar desde la enseñanza secundaria la necesidad de participación ciudadana

La participación ciudadana mediante el asociacionismo es muy importante para relación directa entre los dirigentes y los dirigidos. La extrapolación de este asociacionismo al ámbito laboral es de igual importancia. Unos ciudadanos, unos vecinos, unos trabajadores… implicados los órganos de representación de cada ámbito, genera una sociedad cohesionada.

2020-11-24T13:48:01+00:00 noviembre 24th, 2020|Sin categoría|0 Comments